Centro Cultural Calmecac, un rincón para el arte en Iztapalapa.



Iztapalapa era un vergel en la época prehispánica, no sólo por estar rodeada de canales, árboles, flores y aves; sino por las artes y oficios que aquí se desarrollaban, como la música, la poesía, la danza y otras actividades que a la fecha sobreviven en algunos rincones de la alcaldía más poblada de la Ciudad de México. Este es el caso del Centro Cultural Calmecac, ubicado en la ladera de la sierra Santa Catarina, en la colonia Miravalle. Aquí, hace más de una década, varios jóvenes del colectivo Asamblea Comunitaria Miravalle transformaron un lote baldío en un espacio creativo para niños y jóvenes principalmente.


Por su ubicación en una de las alcaldías con un alto índice de violencia, este centro cultural es una esperanza para muchos niños y jóvenes del barrio de Miravalle.

Oscar Pérez, es un filósofo nativo de este barrio que mantiene vivas las actividades artísticas del centro cultural a través del proyecto mural de su fachada. En un inicio, el grafitero Said Dockins invitó a la artista británica Carrie Reichardt a colaborar para intervenir la fachada del centro con un mosaico. Así inició este proyecto, que a la fecha continúa con la colaboración de artistas internacionales y cientos de participantes del taller de mosaico artístico que se ha impartido desde hace varios años, en este lugar.


Oscar Pérez lleva muchos años colaborando en proyectos educativos, artísticos y culturales a favor de su comunidad.

El mosaico está hecho con fragmentos de cerámica, vidrio, piedras y platos rotos, objetos reciclados y piezas adquiridas especialmente para ciertas partes del muro. El tema alude a algunos dioses prehispánicos que se fusionan con frases y detalles políticos e históricos, como Emiliano Zapata, el Ché Guevara o el número 43, en memoria de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. De izquierda a derecha, en la cara norte se observa a Chalchitlicue, la diosa mexica del agua, de la que emana un río en donde se lee la frase “Los derechos no se mendigan, se arrebatan”.


El agua es uno de los grandes problemas en Iztapalapa, por eso destaca la presencia de Chalchitlicue, diosa mexica del agua, elaborada por Oscar.

La entrada está enmarcada por el nombre del centro CALMECAC y de cada lado del marco de la puerta, lo que parece representar la dualidad del Tlalocan y el Mictlan, el agua y la tierra, el aire y el fuego. El Tlalolocan era un lugar mítico, un camino inundado bajo la tierra, donde iban los que morían ahogados. Era el lugar paradisiaco regido por Tláloc, dios de la lluvia y el rayo, habitado también por los Tlaloques. El Mictlán era el inframundo, en donde habitaba Mictlantecuhtli, el dios de la muerte mexica representado en el extremo sur del mural.


Claudia, Miguel y Oscar trabajan actualmente en la creación de un Quetzalcoátl para completar el mural.

El calmécac era la escuela a la que acudían los hijos de la nobleza mexica. De acuerdo con el arqueólogo Enrique Vela, esta escuela ancestral semejaba a un templo y también estaba relacionada con un dios patrono. Si los niños que asistían al calmécac no cumplían con todas sus obligaciones, tenían el riesgo de hacer enojar a los dioses. Algunas de las actividades que se llevaban a cabo en estos templos-escuela era el de levantarse al alba y subir el cerro para ofrecer copal o punzarse algunas partes del cuerpo para ofrendar su sangre; además de entrenar como guerreros y recibir lecciones de astronomía, metalurgia, escultura, carpintería y plumaria.


Claudia representa una de tantas colaboraciones internacionales que han participado en esta obra colectiva.

Dentro de las actividades que actualmente se realizan en este centro cultural, Oscar en colaboración con la artista francesa Claudia Labarrère imparten el taller de mosaico artístico para completar el diseño del mural con un Quetzalcóatl. El taller estará disponible de hasta el 15 de febrero, con entrada libre para todos aquellos que quieran aprender la técnica y colaborar con esta pieza colectiva. Para más información pueden escribir al correo oskarperez@gmail.com


Para más información de los talleres que se imparten en este centro pueden consultar las redes sociales de la Asamblea Comunitaria Miravalle.