top of page

Observación Consciente: el arte de la conexión





En un mundo caracterizado por el avance tecnológico y la prisa constante, el arte se erige como una forma invaluable de conexión entre nuestra esencia humana y nuestra habilidad para expresarnos. Entre las distintas manifestaciones artísticas, el dibujo se destaca como una puerta hacia la imaginación y la creatividad. Sin embargo, más allá de la mera técnica, se encuentra un elemento esencial que otorga vida a nuestras creaciones: la consciencia humana en el proceso de observación. A través de esta íntima conexión entre mente y percepción visual, se abre ante nosotros un universo inagotable de oportunidades para plasmar la esencia de lo que vemos y sentimos. De eso se tratan los procesos y la obra del arquitecto y artista mexicano Alejandro Delgado.




La Danza de la Observación

La acción de observar trasciende la simple mirada, convirtiéndose en una delicada danza entre nuestra mente y el mundo circundante. La consciencia humana, con su poder de percepción, nos permite apreciar los matices más sutiles y las emociones subyacentes en cada objeto y escena. Es en este proceso de observación donde la magia del dibujo cobra vida, ya que nuestro cerebro interpreta y transmuta lo observado en líneas y trazos cargados de significado.



Ilustración: Alejandro Delgado @delgadazo


El Arte de la Conexión

Cuando dibujamos desde un estado de plena consciencia, nos sumergimos en la experiencia de estar presentes en el aquí y ahora. Esta conexión profunda con el objeto de nuestra atención nos permite capturar su esencia y su alma en el papel. Cada trazo que dibujamos se convierte en un diálogo con el mundo exterior, donde el observador y lo observado se funden en una sinfonía única de expresión artística.


La Emoción Transmitida

Una obra de arte no pretende meramente replicar la realidad, sino también transmitir emociones y sensaciones. La consciencia humana en el proceso de observación nos permite captar no solo la forma física de lo que dibujamos, sino también la energía y la emoción que lo anima. Es a través de esta conexión emocional que nuestras creaciones adquieren vida propia y logran conmover a quienes las contemplan.



Ilustración: Alejandro Delgado @delgadazo



El Poder Transformador

Dibujar con plena consciencia constituye un acto de autodescubrimiento y crecimiento personal. Nos permite contemplar el mundo desde nuevas perspectivas, apreciar la belleza en lo simple y encontrar serenidad en medio del caos. A medida que cultivamos esta forma de observación, también desarrollamos nuestra capacidad para hallar la belleza en nosotros mismos y en nuestras vivencias cotidianas.



Ilustración: Alejandro Delgado @delgadazo



La importancia de la consciencia humana en el proceso de observación al dibujar radica en su habilidad para ir más allá de lo visual y conectarse con la esencia misma de lo que representamos. Al permitirnos abrazar plenamente el momento presente, alimentar nuestra conexión emocional con el mundo y abrirnos a la magia del arte, la consciencia en el dibujo se convierte en una herramienta poderosa para la expresión creativa y el desarrollo personal. Así, el dibujo se transforma en una ventana hacia nuestra alma y una forma de compartir con el mundo nuestra visión única del universo.






Comments


bottom of page